La inevitable crisis de la democracia

La democracia puede haber comenzado como un gran ideal para dar poder a la gente, pero después de 150 años de práctica, los resultados están ahí para verse, y no son muy positivos. Ahora parece claro que la democracia es una fuerza más tiránica que liberadora.